Por Antonio Ramírez Córdova

Antón dijo de manera sombría que se sentía loco en sus pesares cuando supo que una voz mucho más autorizada que la de él, opinó que no es muy grave el asunto de los juzgamientos. Hecho que él ha combatido con nobleza y de frente por el bien del deporte del paso fino. Dijo que pensó de inmediato en los orígenes de la filosofía de la antigua Grecia cuando se meditaba en torno de la ética. Es decir, la disciplina que estudia la moral conforme a la conciencia social y puso por ejemplo el insólito hecho de que se permitan jueces que sin ningún rubor se prestan a juzgar, cuando ellos mismos, han manifestado sus preferencias por el paso colombiano con el beneplácito de muchos socios. Luego añadió que no le quedará más remedio que tirar la toalla. Después apuró un trago largo de ron amarillo y guardó silencio.

Dichos de Antón sobre el Caballo Puertorriqueño de Paso Fino (12)

Antón es un personaje creado por el Prof. Antonio Ramírez Córdova, catedrático, poeta, dramaturgo, ensayista y amante incondicional del caballo puertorriqueño de Paso Fino. Uno de sus últimos trabajos es un libro que se titula “Dichos de Antón”, donde el personaje filosofa sobre diversos temas, pequeños párrafos que buscan despertar el intelecto de los lectores y ayudarlos a pensar. Un día, mi primo, Paco Rodríguez, le dijo a Antonio que por qué no escribía una serie de Dichos sobre el caballo de Paso Fino. Así es como nacen los Dichos que vamos publicando en la página. Como la intención de Antón es movernos a la reflexión, yo acostumbro acompañar los Dichos con una reflexión de mi autoría. Pero no debemos quedarnos ahí… la idea es que cada uno de ustedes pueda sacar sus propias conclusiones o al menos que pueda tener varios puntos de vista que le ayuden a ir formando sus propias opiniones.

El tema que más la preocupa a Antón son los juzgamientos. Por una parte, ha tenido experiencias donde se ha sentido “maltratado” por las decisiones de los jueces. Por otro lado, Antón sirvió como juez en la época cuando no se usaban los jueces profesionales y conoce de primera mano lo que los jueces deben evaluar en una competencia de Paso Fino. Por eso Antón es un fiel creyente y un propulsor incansable de la necesidad de crear una escuela de jueces puristas, y así lo ha afirmado más de una vez. Por mi parte, yo tengo mis reservas sobre esta solución, en parte porque creo que el problema es mucho más complejo y tiene raíces más profundas.

A diferencia de los Dichos anteriores, en esta ocasión no les voy a presentar mi punto de vista (eso lo haré en un artículo futuro), sino que quisiera que cada uno de ustedes meditara sobre la forma como se juzgan nuestros caballos. Los jueces. Los reglamentos. La estructura del deporte. Los ejemplares que presentamos. Y les invito a compartir sus ideas y experiencias en los comentarios. Pueden dirigirlos a Antón, que él los lee y le gusta saber lo que piensan.


Foto de Brindis, el querendón absoluto de Antonio Ramírez Córdova. Brindis es un caballo muy fino con el andar clásico de nuestra raza, hijo de Centinela de la Costa en Princesa de Altura, un cruce doble copia de Controversia de Labriego. Lo monta Radamés “Vivian” Feliciano.

Tu comentario:

Your email address will not be published.

*